PARA MI HAY UN ESPÍA ENTRE NOSOTROS, AFIRMÓ EL MINISTRO

El ministro de la Defensa de El Salvador, René Merino Monroy, desvinculó al Ejército de la búsqueda de justicia por las personas del Mozote y aseguró que cuerpo armando no está obligado por ninguna legislación a acatar los fallos judiciales según un documento que envió al Supremo al que efe tuvo acceso.

La misiva expone algunos puntos que el ministro y su superior, el presidente Bukele, no han abordado públicamente sobre la posición de los uniformados frente al proceso que enfrentan mandos militares retirados por los cargos y de la humanidad.

En el documento, emitido el 7 de septiembre y conocido por la Corte Suprema de Justicia, Merino pide que se suspenda una diligencia de inspección de archivos ordenada por el juez de la causa, Jorge Guzmán, misma que el Ejército terminó bloqueando el 21 de septiembre.

Deja un comentario