A LA SOMBRA POR HABER MANDADO AL OTRO MUNDO A SU PROPIA FAMILIAR

Ovidio Rivas Benítez, de 65 años, fue arrestado y pasara quince años tras las rejas luego de que encontraron responsables por un tribunal la escena paso en el municipio de Nejapa, al norte San Salvador, ahora esta pasara a su nueva habitación por haber sido parte de este caso que ahora se procesa.

Es involucrado de haber ultimado a una mujer la cual era la sobrina, Roxana Brizuela, de 39 años, estos hechos ocurrieron el pasado 26 de junio del 2018 en el cantón El Bonete del referido municipio, donde tanto el tío y la sobrina residían.

En su momento se afirmó que Rivas presentaba problemas mentales y que estos habrían llevado a cometer el hecho, incluso, anteriormente ya había intentado hacer lo mismo con otras personas.

Deja un comentario